Bienes culturales inmateriales

La UNESCO aprobó en 2003 la llamada Convención para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial que se convierte en el instrumento clave para su institucionalización a nivel internacional. La Universidad de Granada ha incorporado dentro de su Patrimonio Universitario esta tipología pues entiende que esta ha contribuido de forma importante a la redefinición del patrimonio en general y forma parte de la riqueza patrimonial de la misma.

El patrimonio cultural inmaterial se define como “los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana” (art. 2.1).

La UNESCO establece la siguiente clasificación:

  • Las tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma
  • Las artes del espectáculo
  • Los usos sociales, rituales y actos festivos
  • Los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo
  • Las técnicas artesanales tradicionales