Los Depósitos en el Patrimonio de la UGR

Los Depósitos del Museo Nacional del Prado en la Universidad de Granada

En la actualidad el patrimonio artístico de la Universidad de Granada cuenta, entre sus obras, con una importante selección de pintura depósito del Museo Nacional del Prado.

La incorporación de estas obras al patrimonio universitario se desarrolló en diferentes etapas, obedeciendo a tres aspectos principales: la política de depósitos del Prado para despejar sus almacenes de la gran cantidad de obras acumuladas por las colecciones procedentes del Museo de la Trinidad y por las compras anuales de las primeras medallas de la Exposición Nacional de Bellas Artes, la necesidad de la Universidad por embellecer sus espacios más singulares y su uso como medio de ilustración y enseñanza.

El primero de estos depósitos se produce, a petición del entonces Rector de la Universidad de Granada D. Santiago López Argüeta, el 12 de noviembre de 1881, mediante una Real Orden por la cual se aprueba la cesión de veinte cuadros procedentes de la Colección Real,  en su mayoría obras italianas de autores como Luca Giordano, Lanfranco, Guido Reni, Corrado Giaquinto y Francesco Bassano, además de una pintura de Francisco Collantes, otra de Francisco Bayeu y una de Jacques D’Arthois a las que se suman las atribuidas a Rubens, Van Dyck, Vicente Carducho y Antonio de Pereda.

De estos primeros cuadros cedidos a la Universidad actualmente siguen en la Institución El Crucificado de Francisco Bayeu; Paisaje con figuras de Jacques D’Arthois, y La Visitación y La Anunciación en aquel entonces consideradas como obras de Vicente Carducho y  atribuidas a Alessandro Turchi, en 2007,  por Gabriele Finaldi quien las relaciona con la serie de la Vida de la Virgen realizada para el Alcázar Real de Madrid.

En cuanto a Carlos V y Felipe II, obra de Antonio Arias para el Salón Dorado del Alcázar,  atribuida en aquel momento a Antonio de Pereda, unos años después de ser depositada en la Universidad pasa al Museo de Bellas Artes, quedando en la Institución una copia de Manuel López Vázquez.

La mayoría de los depósitos realizados a partir de esta época por el Museo Nacional del Prado a la Universidad de Granada serán obras premiadas en la Exposición Nacional de Bellas Artes.

En 1888 se realiza un nuevo depósito correspondiente al lienzo Muerte del Príncipe de Viana, de Vicente Poveda y Juan, una obra de gran formato recién adquirida por el Prado. Este cuadro permaneció en el Museo de Bellas Artes de Granada hasta su ubicación en el Hospital Real en 1979, inmueble que se estaba acondicionando para ser la nueva sede Rectoral.

Ya en el siglo XX, entre los años 1904 y 1905 la Universidad recibirá siete obras decimonónicas. En la actualidad de este conjunto sólo dos continúan en la Universidad: Paso de una procesión de Elena Brockmann, y Casa de vecindad “Las Palomas” de Adela Ginés. En 1921 se deposita la obra de temática histórica Visita de Isabel la Católica a la Cartuja de Miraflores para ver el cadáver de su padre realizada por Luis Álvarez Catalá, y unas décadas después, en 1947, se depositan dos nuevos lienzos: el retrato de Enrique IV pintado por Alonso del Arco y la Metamorfosis de las Helíades de Antonio Muñoz Degraín, ambas depositadas previamente en el Museo de Bellas Artes de Granada.

En 1981 llega a la Universidad la última obra perteneciente al Museo Nacional del Prado, depositada desde 1958 en el Museo de Bellas Artes de Granada, se trata de una obra anónima relacionada con la vida de San Juan de Mata.

En la década de 1960 se levantará un importante volumen de las obras depositadas como respuesta a las nuevas necesidades y políticas expositivas del Museo Nacional del Prado. Actualmente  se conservan un total de once lienzos repartidos por cuatro sedes universitarias: el Hospital Real (Rectorado), la Facultad de Derecho, la Facultad de Medicina y la Facultad de Farmacia.

Los Depósitos del Museo de Bellas Artes de Granada en la Universidad de Granada

Las necesidades de ornato y ennoblecimiento de los espacios universitarios llevaron al Rector D. Marín Ocete a solicitar al Museo de Bellas Artes de Granada, en 1944, el depósito de algunos lienzos para decorar algunos locales de esta Universidad y de nuestro Colegio Mayor. Fruto de esta petición es la Orden Ministerial del 23 de mayo de 1944 por la cual se ceden a la Universidad de Granada 50 lienzos en depósito, los cuales irán llegando a la Institución en diferentes lotes. El primero de ellos, en agosto de 1944, estará formado por veintiún cuadros de los cuales doce continúan depositados en dependencias universitarias, entre ellos cabe reseñar algunos como San Juan Bautista niño acariciando el Cordero de Bocanegra, un Crucificado de Martínez Bustos, San Pedro Nolasco recibiendo el hábito de San Raimundo de Risueño y una Sagrada Familia con San Juanito del círculo de Alonso Cano. En enero de 1947 llegan a la Universidad dieciocho pinturas más, repartidas en dos lotes de once y siete lienzos, de los cuales dieciséis permanecen actualmente en la Institución, entre ellos una serie de cuatro paisajes flamencos sobre la vida de Adán y Eva, varios retratos anónimos de personajes ilustres relacionados con la Universidad y San Nicolás de Bari y San Ildefonso de Chavarito. El depósito del resto de obras que completaba ese medio centenar cedido en la Orden Ministerial de 1944 nunca se hizo efectivo.

En 1976 la Madraza pasa a ser sede del Vicerrectorado de Extensión, por lo que desde la Universidad se realiza una nueva solicitud de obras para revestir sus paramentos. Serán ocho piezas las depositadas en el edificio entre las que se encuentran unos retratos de los Reyes Católicos, tres lienzos sobre la vida de Cristo, la Virgen de la Rosa, una Virgen de las Angustias y un tapiz bruselense del siglo XVII. La rehabilitación del edificio hizo necesaria la retirada de estas obras del inmueble por lo que se procede al levantamiento de sus depósitos a excepción de tres piezas: la Virgen de la Rosa, reubicada en el Hospital Real (Rectorado), el tapiz bruselense, en restauración en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, y el Bautismo de Cristo de Bocanegra que, tras su restauración, volvió a ubicarse en la escalera de la Madraza.

El Rector D. Antonio Gallego Morell, con motivo del traslado de la Biblioteca General y el Rectorado al Hospital Real, solicita un nuevo depósito formalizado en enero de 1981. Se trata de un conjunto de siete lienzos, la mayoría de gran formato atendiendo a las necesidades espaciales del edificio entre ellos la Santísima Trinidad rodeada de santos mercedarios de Martínez Bustos, la Asunción de la Virgen de Bocanegra, la Visión de San Félix de Valois de Risueño y la Adoración de los Magos de Gómez de Valencia. Un año más tarde se deposita en este mismo inmueble un nuevo lote de cuatro lienzos de gran formato ubicados en el zaguán y en la escalera del Patio de los Mármoles de este edificio.

El traslado del Rectorado, desde el Antiguo Colegio de San Pablo (hoy Facultad de Derecho) al Hospital Real, supuso el movimiento, a esta nueva sede, de parte de los depósitos cedidos en 1944. Consecuencia de ello será un nuevo depósito de veinte lienzos de los cuales aún permanecen en la Facultad dieciocho: cinco de temática religiosa y trece retratos de personajes ilustres como el de  Fernando Pérez del Pulgar Blake.  IV Conde de las Infantas de José Alcázar Tejedor.

La última obra depositada por el Museo en la Universidad en 1997 es la copia hecha por Manuel López Vázquez del doble retrato de Carlos V y Felipe II de Antonio  Arias perteneciente al Museo Nacional del Prado

Actualmente, el número de depósitos del Museo de Bellas Artes de Granada en la Universidad asciende a cincuenta y ocho obras a las que habría que añadir diez más, ubicadas en instituciones que anteriormente dependían de la Universidad y hoy son organismos autónomos, y que en su momento, ingresaron como depósitos, nueve de ellas se encuentran en el Colegio Mayor de San Bartolomé y Santiago y la décima en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental.

Licencia CC BY SA

Bibliografía:

-FINALDI, Gabriele.(2007) Alessandro Turchi in Spain and an unexpected Velázquez connection   The Burlington Magazine. CXLIX. November.

-GALERA MENDOZA, E. (coord.) (2007). Obras Maestras del patrimonio de la Universidad de Granada. Vol. I y II. Universidad de Granada.