Patrimonio Histórico Artístico

Patrimonio Histórico Artístico.

Este bloque patrimonial incluye la Colección Histórico-Artística de la Universidad de Granada y la Colección de Arte Contemporáneo de la Universidad de Granada.

La Colección Histórico-Artística de la Universidad de Granada está compuesta por algo más de 2.000 piezas de gran heterogeneidad tipológica que se han ido incorporando al patrimonio universitario, de muy diversas formas, durante el largo recorrido histórico de la Institución, a las que se suman los depósitos del Museo de Bellas Artes de Granada y del Museo Nacional del Prado.

Desde el punto de vista iconográfico, existe un fuerte predominio de la temática religiosa y del retrato. La abundante presencia de iconografía cristiana se debe, no tanto a los orígenes de la institución fuertemente ligados a la iglesia, momento del que no se conserva patrimonio, sino más bien a los bienes heredados de la Compañía de Jesús tras su expulsión en 1767. Respecto a la abundancia de la retratística en la colección, es fácil adivinar su origen en los galerías de personajes ilustres del siglo XVIII y en las de retratos oficiales (rectorales, decanales…) que florecen a partir del siglo XIX.

Cronológicamente hablando, sus piezas abarcan desde el siglo XVI al XX, desde el Renacimiento hasta las vanguardias, pero el grueso de la colección se sitúa a partir del siglo XVIII. La documentación sobre los bienes muebles de la Universidad de Granada en su primer siglo y medio de andadura es escasa y poco clarificadora, por lo que resulta complicado conocer el origen y llegada a la institución de la mayoría de sus obras más antiguas, como el Crucificado ubicado en el Salón de Rectores del Hospital Real o la Sagrada Familia con San Juanito del Decanato de la Facultad de Traducción e Interpretación. En otros casos la procedencia de estos bienes sí está documentada, como sucede con las bellísimas tallas de los Santos Juanes (circa 1550), ubicadas en el retablo de la capilla del Hospital Real, llegando a ser propiedad de la Universidad de Granada en 1971, cuando el edificio pasa a ser sede universitaria, y con la espectacular Puerta de la Capilla del Antiguo Ayuntamiento de Granada (circa 1610), adquirida en 2006 para ser reubicada y expuesta en la Madraza, sede de Extensión Universitaria desde 1976.

El traslado de la Universidad, desde su emplazamiento original en la Plaza de las Pasiegas al Colegio de San Pablo de la Compañía de Jesús en 1768, supondrá la incorporación al patrimonio universitario de piezas pertenecientes a relevantes artistas barrocos granadinos como Juan de Sevilla Romero y Escalante, Pedro Atanasio Bocanegra y Pedro de Mena. Sin duda, lo más relevante de este conjunto son las obras que decoraban el Teatro de Disputas Teológicas, actual Paraninfo de la Facultad de Derecho, presidido por dos imponentes Inmaculadas: el relieve que decora el techo de la sala, obra de Pedro de Mena, y el gran lienzo de Juan de Sevilla que presidía el testero principal acompañado por las representaciones de los tres fundadores de la Compañía de Jesús.

A partir de finales del siglo XVIII, el deseo de recuperar la memoria histórica de la Institución llevará a convertir algunos de los retratos de jesuitas en personajes ilustres de la Universidad y a encargar otros de nueva factura. Este gusto por la retratística se verá incrementado en el siglo XIX, momento en que surge la galería de retratos rectorales realizada, a lo largo de los años, por pintores destacados en el panorama artístico granadino. También en esta época comienzan a realizarse los retratos de los monarcas para presidir los actos oficiales, entre los que destaca el de Isabel II (1863) obra de Luis de Madrazo y Kuntz.

En el siglo XX, la colección histórico-artística irá de la mano del crecimiento de la Universidad. Hasta finales del siglo XIX todos los estudios universitarios se concentran en el antiguo Colegio de San Pablo, pero el incremento en el número de alumnos llevará a la necesidad de incorporar nuevas sedes y campus. Esta expansión se iniciará con el traslado de la Facultad de Medicina a un edificio anexo al Hospital de San Juan de Dios, ubicación ideal para las prácticas de los alumnos, seguida de la Facultad de Farmacia y la de Filosofía y Letras. Como consecuencia se crearán galerías de retratos decanales y de los directores y directoras de Escuelas, realizados mediante diferentes técnicas artísticas, a partir de la década de 1970, y el encargo de emblemas y retratos oficiales de los reyes para estas nuevas sedes. Además, la colección se irá nutriendo de las donaciones de artistas, de adquisiciones y de la organización de exposiciones y premios. Entre los artistas de este siglo que han pasado a integrar la colección destacan Eduardo Chillida, Rafael Canogar, Joaquín Vaquero Turcios, Le Corbusier, Oswaldo Guayasamín, Angel Orcajo, etc.

La Colección de Arte Contemporáneo de la Universidad de Granada está formada por las obras adquiridas como fruto de la organización de premios, como los Alonso Cano, y exposiciones por parte de la Universidad y su participación o patrocinio en exposiciones y otros proyectos, así como por donaciones de artistas. Todo ello configura un interesante conjunto de obras pertenecientes a numerosas disciplinas como pintura, escultura, fotografía, dibujo, diseño, cómic, arquitectura, grabado, instalaciones y nuevas tecnologías de la imagen.

Esta Colección arranca de la iniciativa del fotógrafo y profesor de Bellas Artes Francisco Fernández Sánchez que, al inicio su etapa como Director de Exposiciones del Secretariado de Extensión Universitaria en el año 2000, había conseguido un pequeño grupo de importantes obras de artistas como Asunción Jódar, Francisco Baños o Santiago Ydáñez, dando lugar así al desarrollo del procedimiento más utilizado para la creación de la Colección de Arte Contemporáneo de la UGR: la donación. A estas obras siguieron otras diecisiete obtenidas de forma gratuita gracias a las exposiciones realizadas durante el año 2001, de manera que ya en octubre de 2002 se inaugura, en el Museo de la Universidad de Alicante, una exposición titulada Fondos de la Colección de Arte Contemporáneo de la Universidad de Granada, compuesta por una selección de once obras de gran formato.

De este modo comienza la andadura de una colección que, para su formación cuenta con varias pautas: un pretendido impacto social que fuera más allá de la institución, llegando a la ciudadanía; una vinculación con las actividades desarrolladas por el Vicerrectorado de Extensión Universitaria; una relación con el contexto cultural de la ciudad, teniendo en cuenta la actividad de las instituciones públicas y privadas de Granada y, para finalizar, un declarado interés por los artistas jóvenes y vinculados a la Universidad a través de diferentes iniciativas y proyectos.

Así, la idea de la Colección de Arte Contemporáneo comienza a consolidarse a partir del año 2002 gracias a la creación de un equipo para su gestión y a una sucesión de acuerdos de colaboración con diferentes universidades y otras instituciones, para constituirse legalmente en 2003, con una presentación oficial en el Salón Rojo del Hospital Real el 21 de octubre del mismo año.

La Colección cuenta hoy con obras de creadores como Juan Antonio Baños Arjona, Ángel García Roldán, María Teresa Martín-Vivaldi, Stuart Briggs, Mª Ángeles Agrela, Mika Murakami, Juan Chamizo, Antonio Moscoso, Rafael Canogar, Santiago Ydáñez o Francisco Ortega Pomet, entre otros.

 

Licencia CC BY SA

Haz click en la imagen para ampliarla