Volver a las restauraciones

RESTAURACIÓN DE LA ESCULTURA DE CARLOS I. PATIO DEL ARCHIVO, HOSPITAL REAL.

MATERIALES, ALTERACIONES, ESTUDIOS PREVIOS Y ESTADO INICIAL
Escultura realizada en latón, mediante colada de fundición, con acabado verde oscuro mediante pátina aditiva (pintada) en superficie, con medidas de 195 cm, escultura metálica, y 157 cm, basamento. La escultura constituye una donación del Patronato de la Alhambra y Generalife a la Universidad de Granada. La colocación es del año 1980, aproximadamente, sobre un basamento de mampostería recubierto de aplacado de piedra caliza de Sierra Elvira. La espada aparece como elemento independiente, unido a la escultura mediante soldadura y tornillería.

El estado de conservación de la escultura es malo. La inspección preliminar de la obra no constata daños de tipo mecánico, graves, apareciendo fisuras en áreas donde se han debido soldar las piezas que presumiblemente componen la escultura. Destacan importantes levantamientos de la pátina pintada de la escultura, mostrando retoques de masilla de relleno que igualan los huecos en la superficie, consecuencia de una baja calidad técnica de fundición. El espesor de la colada es muy irregular en toda la superficie. Aparecen bastantes manchas en la superficie de procedencia animal y decolorados por agua de escorrentía. Depósitos superficiales de suciedad y pequeñas corrosiones son destacables.

INTERVENCIÓN Y RESULTADOS
El principal objetivo de la intervención ha sido la limpieza de toda la superficie, para eliminar la falsa pátina y poner de manifiesto el aspecto textural de la superficie metálica y sus posibles fallos estructurales y posibles puntos de corrosión.

El basamento también ha sido objeto de limpieza superficial y eliminación de manchas puntuales en su superficie, así como pequeñas áreas de costra biológica. Las manchas superficiales, procedentes de restos del metal, han sido tratadas de igual manera.

La generación de una pátina protectora y homogeneizadora en la superficie del metal ha sido también un objetivo prioritario. Se ha utilizado una solución química termo reactiva con el metal latón, a base de nitrato de cobre  (Cu(NO3)2) y sulfato de hierro (FeSO4) para procurar protección contra eventuales corrosiones, así como una búsqueda del color más adecuado al viraje natural de los metales no férricos durante su proceso de envejecimiento.Tras la intervención de patinadura se han aplicado protectores inhibidores de corrosión y cambios cromáticos, así como productos hidrófugos.

Los resultados ponen de manifiesto la interesante valoración volumétrica de la escultura, tras la limpieza y patinadura reactiva. Por otra parte los resultados con la capa protectora hidrofugante, de naturaleza organosilícica, permiten inferir que el metal quedará mejor protegido ante cambios cromáticos y posibilitará una mejores actuaciones conservadoras en el futuro.

Restauración dirigida por Secretariado de Conservación y Restauración y realizada por restauradores Honorato Justicia Muñoz, Javier Alcalá-Zamora Arroyo, Artemisia Gestión de Patrimonio. Conservación, Restauración, Difusión e Investigación S.L, y alumnos de Conservación y Restauración de Materiales Pétreos 2016-2017.

Licencia CC BY SA