Volver a las restauraciones

RESTAURACIÓN DE LAS ESCULTURAS DE LOS REYES CATÓLICOS. ZAGUÁN, HOSPITAL REAL

DESCRIPCIÓN DE LAS PIEZAS
Pareja de estatuas de bulto redondo, representando a los Reyes Católicos, de cuerpo entero y revestidos de los atributos de su rango. El rey Fernando el Católico se representa en ligero contraposto, vestido con armadura y amplio manto abrochado al cuello, melena corta y corona; sobre su pecho cuelga el collar de la Orden del Toisón de Oro, portando en la diestra el cetro real y cogiendo con la mano izquierda la empuñadura de su espada. Fue concebida para colocarse a la derecha del conjunto formado con la Reina Isabel la Católica.

La figura de la Reina Isabel la Católica aparece vestida con túnica ajustada a la cintura por un cinto y amplia falda, luce un collar sobre su pecho y en su  cabeza porta la corona real sobre una toca. Cubre los hombros mediante un manto abrochado al cuello que recoge con la mano izquierda mientras en la diestra lleva el cetro real. Fue concebida para colocarse a la izquierda del conjunto formado con la escultura del Rey Fernando.

Ambas piezas son vaciados en yeso patinados en tono verde oscuro imitando bronce que ennoblece su acabado; su iconografía y los rasgos faciales de personajes parecen extraídos del sepulcro de los monarcas conservado en la Capilla Real de Granada.

Las esculturas mostraban la degradación propia del paso del tiempo; repintes procedentes de intervenciones anteriores, y algunos signos de golpes y arañazos.

SOPORTE
Tanto el yeso que conforma la materia estructural de las dos esculturas como el esqueleto que lo sostiene estaban en buenas condiciones. No obstante se pudieron observar elementos puntuales en los que se habían producido roturas,  especialmente en las manos.

CAPA DE POLICROMÍA
La policromía está formada por una pátina de color verde oscuro que imita el acabado del bronce. Su estado de conservación era, a nivel de cohesión y adherencia al soporte, bueno. En pocas áreas se ha pudo detectar un inicio de descamación y abundante número de repintes,

INTERVENCIÓN
La intervención realizada, mediante acciones de conservación y restauración encaminadas a salvaguardar y recuperar estos bienes sin añadir ningún tratamiento o material que pudiera modificarlos, alterarlos o distorsionarlos tanto física como estéticamente.

ANÁLISIS
Para una mejor valoración de la pieza y sus deterioros se realizó un estudio previo mediante las siguientes técnicas de análisis.

  • Examen visual. Este estudio previo permitió detectar las áreas de repintes de la pieza y la suciedad superficial adherida, así como observar otras intervenciones anteriores.
  • Fotografía con luz natural. Todos estos aspectos han sido recogidos mediante fotografías en las que se aprecian también.
  • Test de solubilidad. El test de solubilidad determinó el agente limpiador más adecuado, en este caso una solución de hidróxido de Amonio (NH4OH) al 40% de concentración.

LIMPIEZA
Tras comprobar la estabilidad de la capa de policromía se procedió a eliminar la suciedad, polvo en su mayoría,  acumulada, especialmente, en las áreas más horizontales de las esculturas. Para ello se procedió a realizar un cepillado con brochas combinado con aspirado a baja potencia, y posteriormente se realizó una limpieza mediante hisopos de amoniaco disuelto en agua al 40%, mezcla que permitió eliminar grasas y otras sustancias volátiles adheridas a la superficie como humo de tabaco, grasa de dedos…

Retirada la suciedad adherida, quedaron perfectamente expuestos los repintes, éstos se eliminaron de forma mecánica, puntualmente reforzada con hisopos de White Spirit, recuperando parte de la policromía original enmascarada y dejando al descubierto las pequeñas faltas de policromía producidas por pequeños roces y golpes  Se eliminaron también elementos metálicos como grapas, que afectaban a la policromía y al soporte y eran potenciales focos de oxidación.

REINTEGRACIÓN
Tras la aplicación de una capa de protección a base de una resina acrílica (Paraloid B72) disuelta al 8% se ajustaron en volumen aquellas lagunas que así lo requirieron.

Una vez enrasado el nuevo estuco y protegido con una capa de barniz de retoques, se realizó el ajuste cromático de las lagunas empleando pigmentos al barniz que se aplicaron siguiendo la técnica del puntillismo.

Estas reintegraciones fueron protegidas aplicando, de forma localizada, barniz en spray.

Restauración dirigida por Secretariado de Conservación y Restauración y realizada por Artemisia Gestión de Patrimonio. Conservación, Restauración, Difusión e Investigación S.L.

Licencia CC BY SA