Corrala de Santiago

Calle Santiago, 5

La Corrala de Santiago constituye un claro ejemplo de arquitectura doméstica granadina del siglo XVI, perviviendo como casa de vecinos hasta su transformación para el uso actual. Su planta se configura en torno a un patio rectangular, rodeado de galerías abiertas sustentadas en la planta baja por pilares de base cuadrada tallados en piedra caliza sobre los que se asientan zapatas de madera. En los dos pisos superiores, estos son sustituidos por pies derechos con zapatas que en ocasiones aparecen talladas según la tradición mudéjar de la ciudad. Las techumbres de las galerías, realizadas en madera en forma de alfarje son también fruto de la carpintería granadina.

Su uso por la Universidad de Granada data de 1991, año en que se finaliza su adecuación para servir como residencia temporal de profesorado y alumnado, aunque esta función se ha ido ampliando a lo largo de los años con la realización de actividades como exposiciones, teatro y conciertos que hoy la configuran como uno de los más representativos centros culturales de la Universidad.

 

Licencia CC BY SA